Imprescindibles de Bali

      En esta entrada os vamos a recomendar los mejores sitios de Bali. Aquellos lugares que debéis visitar si queréis conocer la isla y aprender de su cultura y costumbres, además de disfrutar de los mejores paisajes

Templos 


    Como ya os mostramos en este post de los mejores templos de la isla. Una de las cosas imprescindibles es visitar y conocer los templos de la isla. Si podéis hacerlo con un guía mucho mejor, ya que os contará la historia de cada uno, para que sirve cada edificio, porqué tienen ese aspecto las estatuas situadas en la entrada y demás información importante para conocer un poco más de aquellos lugares que visitas. Y no quedarte con el simple selfie y adiós. 

Playas 

Playa de Uluwatu
         Otra de las cosas que te vienen a a cabeza cuando escuchas Bali, son las playas. Sí, es una isla y está rodeada de ellas, pero no son nada espectaculares (a no ser que te guste hacer surf, entonces es tu isla). Digamos que no tienen nada que ver con aquellas imágenes de playas de arena blanca con aguas turquesas. Se parecen bastante a las del norte de nuestro país, amplios arenales con olas bastante grandes y donde la marea sube y baja bastante a lo largo del día. Eso sí, por la noche los chiringuitos se hacen dueños de ellas donde podrás comer pescado fresco a la brasa y hasta croquetas y bravas en algún bar español, tumbado en un puf sobre la arena. 

      Si queréis playas paradisíacas os recomendamos que visitéis las Islas Gili. Un barco rápido (bueno hay muchos) os lleva hasta ellas en un par de horas y merece la pena (ya haremos un post sobre ellas más adelante).

        Aunque si que hay algunas playas muy bonitas, sobre todo al sur de la isla, como la playa de Padang Padang o la pequeña cala de Uluwatu

Terrazas de arroz


         Otra de las postales más típicas de la isla son las terrazas de arroz. Estamos en una de las zonas más húmedas del planeta y el agua aquí corre por todos lados. Por tanto, el principal sustento de muchas familias de la isla es el cultivo de arroz. Sin embargo, es una isla volcánica y las condiciones del terreno son bastante complicadas, por lo que estos cultivos se tienen que hacer en terrazas (muy distintos a los nuestros, que suelen ser en desembocaduras de ríos o marjales, es decir, lugares completamente llanos e inundados). 

      Hay algunos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como los arrozales de Jatiluwh, a los que nosotros no entramos, sino que vimos desde lejos porque era tarde y comenzó a llover. 

Danza balinesa 


     Otra de las cosas esenciales de tu estancia en la isla es asistir a un espectáculo de danza balinesa. No se trata solo de una danza, en la mayoría de espectáculos que se realizan en la isla, hablamos de una representación teatral, normalmente con música en directo, y en los que podemos observar lo más típico de la cultura balinesa representado en algo más de una hora. 

      Nosotros asistimos a una que se realiza en un pequeño pueblo llamada Batubulan. Justo al lado de un templo con el mismo nombre. Un pequeño anfiteatro techado con sillas de bambú (algo incómodas) en el que te dan un guión para poder seguir mejor la obra (ya que no hablan casi y si lo hacen es en su idioma, así que sin él no te enteras de nada). 

Monkey Forest 


      Uno de los principales atractivos del encantador pueblo de Ubud es este pequeño bosque repleto de monos (macacos de cola larga) en cuyo interior se encuentra un templo (como todos, impenetrable) y que está rodeado de un pequeño río. Puentes, lianas, pasarelas de madera, y monos por todos lados. Un lugar para disfrutar de estos pequeños seres tan parecidos a nosotros y que te sacarán más de una sonrisa. 

Bambú Forest 


      Otro de los lugares interesantes y peculiares de la isla es el bosque de bambú. Este en concreto que nosotros visitamos tenía hasta 12 especies de bambú plantadas. Fueron introducidas en la isla para la fabricación de los tejados de las casas

Cascadas 


     Hay algunas cascadas que merecen la pena visitar en la isla. Nosotros fuimos a una de ellas, llamada Nungnung. Más de 500 escalones (no los contamos) para acceder hasta ella. Cuesta bajarlos porque son empinados y está todo muy húmedo (recomendamos zapatillas, nosotros íbamos con ellos por toda la isla) pero cuesta mucho más subirlas (era obvio).

     Pero merece la pena, sin duda alguna. Cuando comienzas el descenso, ya escuchas un gran estruendo y te da una pista de que no es una cascada cualquiera. Los últimos pasos por el margen del río son muy bonitos y cuando la tienes ante ti te quedas, literalmente, con la boca abierta. Aunque no quieras, te mojarás. Y supongo que cuando no baje tanta agua te podrás hasta bañar. Nosotros no fuimos tan valientes y tampoco es que hiciera tanto calor.

       Si te ha interesado este post, quizás te interesen estos otros:

       A continuación os dejamos el mapa con todos los sitios que visitamos. Seguro que hay muchos más pero no podemos hablar de ellos sin conocerlos y es lo que nos dio tiempo en una semana. Si tenéis mas tiempo podréis visitar el famoso volcán Batur (hay rutas nocturnas para ver el amanecer desde arriba y dicen que es una pasada).


Comentarios