El Molinar de Alcoy


    El Paraje de El Molinar de Alcoy se encuentra a las afueras de la ciudad, en el barranco del mismo nombre y por donde aflora el agua de un acuífero de unos 155 km2. Fue declarado como Bien de Interés Comunitario (BIC) en 2005 aunque se encuentra en un estado de abandono considerable. 

    El nombre de este entorno se debe a la existencia de antiguos molinos de harina y papel que tienen su origen en el siglo XV. Estos molinos utilizaban el agua como fuente de energía, gracias a los saltos y desniveles que hay en el barranco y, a las acequias y canales construidos para tal efecto. 

    La ruta comienza en un lado de la carretera, bajando por una pista forestal cerrada a coches. Y lo primero que vamos a observar es el precioso edificio que encierra el manantial, bajo un puente de reciente construcción (En realidad, lo primero que veréis son dos casetas blancas donde se encuentran los pozos que cogen agua del acuífero actualmente). 


    Este recinto modernista, data del 1914 y fue obra del arquitecto local José Abad Carbonell. Es un lugar muy bonito y más lo es por dentro (o eso creemos ya que no pudimos acceder a él puesto que se encuentra cerrado a cal y canto, aunque algo se puede ver por un agujero de la puerta). 

   Las aguas del Molinar abastecen a la ciudad desde 1421, cuando fueron canalizadas por medio de una conducción abierta. Más tarde se hizo subterránea y se creó la cúpula anteriormente citada. Hoy en día el 60% del agua que se consume en Alcoy procede de este manantial


     Pasaremos por debajo del puente y seguimos nuestro camino hacia las antiguas fábricas, o mejor dicho, a lo que queda de ellas. Antes de llegar, pasaremos por un muro de contención por donde sale agua y los restos del primer azud del paraje. Además, veremos un puente que cruza de una orilla a otra. En realidad, se trata de un antiguo acueducto que servía para separar el agua de uso urbano del industrial y evitar su contaminación. Justo debajo encontraremos también una fuente que recoge agua del manantial y que sirvió en su día de abrevadero para el ganado 


     Respecto a las fábricas, lo primero que veremos son los Edificios de Primer Agua, unos molinos de papel y harina del siglo XVIII. El primero de ellos, el Molí Nou del Ferro, solo mantiene la fachada, al igual que el edificio contiguo, Romualdet o Molí Vell del Ferro. El tercero, Els Solers, es el que mejor se encuentra de todo el paraje, ya que conserva todas sus fachadas, sus estancias (tiene dos plantas), la chimenea e incluso su tejado de color rojizo. Fue adquirida recientemente por el Ayuntamiento de Alcoy para su conservación. 

Imagen aérea de las fábricas Romualdet y Els Solers. 
Interior de la Fábrica de Solers (planta alta)
      Tendremos que volver hacia atrás y seguir por la pista que dejamos a nuestra izquierda (ahora a la derecha) para ganar altura y verlo desde arriba. A continuación, una pequeña senda a la derecha nos lleva a otro de los edificios derruidos, la Fábrica de Octavio Reig o Batà de Pastor, destinado a la fabricación de paños de tela, del que ya no queda casi nada en pie. 

     Mejor conservado se encuentra el Molí de Tort o Molí de la Figuera (es último nombre se debe a una gran higuera situada justo en su entrada principal). Se puede entrar en él aunque es peligroso (como en todos los demás) puesto que están en ruina total y sin mantenimiento alguno. 

Molí de Tort o Molí de la Figuera
   Seguimos hacia el curso del río, por una senda casi inapreciable y a nuestra izquierda veremos lo que queda de una pequeña ermita del 1840 dedicada a la Virgen del Pilar, su fachada.

Puerta de la ermita 
    Por último, nos encontramos un pasillo en el que veremos restos de fábricas de papel a un lado y al otro. Aún conservan sus fachadas y algunos restos de ruedas de molino de madera. Los colores del otoño hacen que este lugar sea mágico en estas fechas. 



   Sin embargo, observaremos que en la que están al otro lado del río habita gente. Así que es el momento de darnos la vuelta (no queremos molestar) y volvemos por donde hemos venido. 
     
Río Molinar
Más información 

      Si queréis más información de este paraje os recomendamos esta web, de donde sacamos bastante información. 

Cómo llegar 

    Tenéis que dirigiros hasta esta fábrica de cerámica o hasta la venta Nueva Saltera y dejar el coche por allí. El inicio de la ruta se encuentra un poco más adelante, por lo que tendréis que andar por el arcén de la carretera unos 30-50 metros. Hay un poste de madera que señala el camino hacia el Molinar.

   Como es habitual, nos hemos encargado de poner la referencia en Google, para que podéis llegar fácil hasta el inicio de la ruta.

   Aquí dejamos el Track GPS


Comentarios