Pantano de Tibi (Alicante)


      Costó 58,23 libras, 17 sueldos y 4 dineros. Un dique de 46 metros de altura y una longitud de coronación de 65 metros con cada piedra tallada a mano. Su construcción comenzó en 1579 y terminó en 1594, cuando fue considerada una de las presas más importantes de Europa por su innovación y tamaño. 

     Un ejemplo arquitectónico, mandado construir por Felipe II en el cauce del río Monnegre. Hoy en día es el embalse, en funcionamiento, más antiguo de Europa. Catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) en 1994, con categoría de monumento. 

Ruta

       La ruta que realizamos para visitar esta importante obra hidráulica del siglo XVI es corta y no nos llevará más de una hora si queremos verla tanto desde arriba como desde abajo. 

        El coche lo deberemos dejar delante de una puerta que nos cierra el camino (carretera) y andar por esa carretera durante unos 200 metros que pasa entre bancales de almendros. 


    Justo cuando el camino parece que va a descender y la carretera se ensancha (antiguo aparcamiento a la derecha), veremos un panel informativo a nuestra izquierda (imagen superior). En él podemos leer la normas básicas de la ruta y qué podremos ver. 

    Aquí empieza lo bueno. En seguida veremos una extraña construcción en forma de iglú, sin techo y con un gran pino dentro. La dejaremos a nuestra izquierda y seguiremos avanzando cuesta arriba siguiendo las señales del PR-CV 142 "De Xorret de Catí a la playa de San Juan" (amarillo y blanco). 

¿Qué fue antes el pino o la casa?
Vistas mientras subimos por el sendero
      Cuando lleguemos a lo más alto, veremos una casa en ruinas, nos encontramos en el Mos del Bou, en frente, la Cresta y en medio, la presa. El camino nos lleva hasta la casa y después baja hasta la misma puerta de acceso a la presa. 

Desde dentro de la casa
Vistas desde la casa del pantano
Puerta de acceso a la presa con puente que pasa por encima del aliviadero
    Sin embargo, no se puede acceder al mismo ya que hay un cartel justo antes que prohíbe la entrada, además de una cadena. Debido a la peligrosidad (la madera del suelo está rota, la valla oxidada y endeble) ya que estamos sobre una construcción de hace más de 400 años.

     Este puente está sobre el aliviadero, ya que el agua llega hasta el tope de la presa durante todo el año y necesita descargar por algún lado.

      De manera que volvemos por el mismo camino y al llegar al inicio del sendero, seguimos bajando la carretera para llegar a la base de la presa. 

   Pasaremos unas cuantas construcciones antiguas y abandonadas, además de puentes muy antiguos sobre el río Monnegre, con cientos de años hasta llegar a la Ermita de la Divina Pastora (1876), restaurada y tapiada para evitar su destrucción (donde supuestamente iban a crear el Museo del Agua, allá por 2009, digamos que el dinero y la idea se la llevó el viento?). 



    Justo tras la ermita, nos encontramos un panel informativo de la presa y otro exactamente igual al de la puerta de la presa en el que nos prohíben la entrada a las instalaciones. Pero en este caso hacemos como que no lo hemos visto, asumimos las consecuencias, y seguimos por el camino hasta llegar justo bajo la presa, donde podremos admirar la cascada de agua (que baja con bastante fuerza gracias a las últimas lluvias). Si vais en verano seguramente veréis un chorrito más que una cascada. 

Cascada del pantano desde la base de la presa
      Aquí podremos ver el escaso mantenimiento que realiza el dueño del pantano (Riegos de la Huerta de Alicante), puesto que nos encontraremos mierda a raudales (y malos olores en verano) además de escaleras rotas y hierros oxidados debido al estado de abandono en el que se encuentra (para carteles y cadenas prohibitivas si hay dinero). 

    A la derecha de la presa suben unas escaleras talladas en la piedra (de la misma época que la presa), con un pasamanos oxidado y roto, que nos llevan hasta la parte superior de la misma. No recomendamos subir por aquí cuando haga mal día o si vais con niños o mayores por riesgo de resbalar, caer, etc. 

Escalera tallada en la piedra con pasamanos oxidado. El agua también baja por aquí. 
    Así que aquí termina la visita, volvemos tras nuestros pasos hasta llegar el coche. 
Nota 

     La típica ruta que hace todo el mundo es bajar primero a la base de la presa, subir por las escaleras de piedra hasta lo alto de la presa, cruzarla y pasar por encima del aliviadero, subir a la casa del pantano, bajar por el sendero hasta el panel informativo. Es decir, circular y al contrario de lo que hicimos nosotros.

      Sin embargo, no vamos a ser nosotros quiénes incitemos al delito en en este Blog, ya que los carteles y las cadenas prohíben el paso y hacer esta ruta circular. La responsabilidad es vuestra. 

Cómo llegar 

    Yendo por la autovía (A7) que va desde Alicante a Alcoy, deberemos salirnos por la 482 (dirección Alcoy) o la 481 (dirección Alicante) y llegaréis a la llamada gasolinera del Maigmó. Tenéis que atravesar el aparcamiento de la gasolinera y seguir la indicaciones al pantano entre los pinos. No tiene pérdida, llegaréis a una puerta con cadenas, donde tendréis que dejar el coche y continuar caminando.

     Más fácil, seguid las indicaciones del Google Maps que os dejamos aquí abajo (con vuestro móvil) No llegaréis hasta ahí porque la puerta os cerrará el paso un poco antes, donde dejaréis el coche. 

Comentarios

  1. Enhorabuena por tu blog!!!
    Te invito a visitar Educación Inicial!!
    http://lablogoteca.20minutos.es/educacion-inicial-44571/0/
    Estoy en solidario!! Mucha suerte!!! Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario