Ibón de Plan o Basa de la Mora


       Un lago natural de alta montaña situado a más de 1900 metros sobre le nivel del mar es el objetivo de esta pequeña ruta pirenaica en el que podremos ver un paisaje espectacular. 


         La ruta es muy corta, unos 4,5 km con apenas desnivel. Eso sí, llegar hasta el inicio de la ruta no es fácil. Tenemos dos alternativas, subir a pie por un sendero que va entre el bosque con bastante desnivel o subir en coche por una pista forestal cuyas condiciones no son las mejores (depende de la época que vayas). 

Refugio de Lavasar - Inicio de la ruta
    Después de sufrir un poco subiendo por la pista forestal con nuestro coche, llegamos al Refugio de Lavasar, el inicio de la ruta para los más "vagos". Por fuera, su aspecto es muy bueno, sin embargo por dentro deja mucho que desear. El acceso a coche a este tipo de sitios hace que pueda llegar cualquier tipo de persona, incluyendo aquellos que tienen muy poco respecto por la naturaleza y por el resto de los que disfrutamos de ella. 

      Comenzamos descendiendo el valle, justo detrás del refugio (por cierto, aquí suele haber caballos durante el verano, nosotros llegamos tarde y solo vimos sus deposiciones por todos lados). 


    El camino no es complicado, iremos por zonas de claros y bosque y, de vez en cuando, escucharemos el agua bajando a nuestra izquierda. Además podremos ver un enorme canchal o pedregal a nuestra derecha. 

La ladera de la montaña es un enorme pedregal donde apenas crecen árboles
         Pronto llegaremos a un prado que es la antesala del lago. El paisaje es espectacular mires donde mires. A partir de aquí podremos observar las típicas vacas que pastan en los prados de alta montaña. Pero una vez más, en septiembre solo nos quedaba ver sus cacas. 

Prado justo antes de llegar al lago
      Y justo, tras pasar el prado, el lago. Hay que decir, que nos llevamos un pequeño chasco. ya no solo por no ver los caballos en el refugio (sí, aún llevamos ese niño dentro y sí, en la provincia alicantina no es que hayamos tocado ni visto muchos) sino porque el lago estaba un poco seco

      No sabemos si tras la época más seca siempre está así, o es que este año se ha secado más de la cuenta, pero los típicos troncos que vemos semihundidos en el agua en todas las fotos que vemos de este sitio, estaban en el fango. 

El lago estaba bastante seco
           Decidimos darle una vuelta al lago y descubrimos otro prado lleno de troncos secos justo debajo de las montañas que lo alimentan. Nos hicimos unas cuantas fotos ridículas aprovechando que estábamos solos en un lugar precioso y nos dimos la vuelta para volver por el mismo camino.



Cómo llegar 

  Una vez lleguemos al pueblo de Saravillo simplemente hay que atravesar su única calle y llegar hasta el final. Justo al lado de unos contenedores veremos el cartel que nos indica el inicio de la pista forestal y la tasa que debemos pagar por usarla (3€) puesto que de ello depende la conservación de la misma por los propietarios.

    Dicho queda que con un turismo normal puede que sufras tanto subiendo como bajando porque la pista no tiene ni un 1% asfaltado. Tardas una hora casi en hacer los 14 kms que se hacen eternos. Si tienes un coche grande no hay problema.



Comentarios