Ruta al Faro del Albir


     Una ruta cortita, aunque con variantes muy entretenidas y muy cerca de la ciudad de Benidorm, Altea, Alfaz del Pi y sobretodo del Albir. Se trata de una ruta asfaltada, por la que os cruzaréis mucha gente corriendo, paseando, en bici o paseando al perro, debido a su proximidad al Albir (localidad repleta de chalets y bungalows). 

     El paseo nos lleva hasta el Faro del Albir (hoy en día Centro de Interpretación Faro del Albir) situado en la zona norte del Parque Natural de Serra Gelada y desde donde tendremos una buenas vistas del mediterráneo, y los cortados ya conocidos de la Sierra. 

     Además, podremos subir hasta una cueva situada a la derecha del camino, llamada Cova de la Balena, o bajar hasta las ruinas de una antigua mina de ocre a través de un camino que discurre bajando por un pequeño barranco y en el que nos encontraremos varias entradas a las minas. 

Ruta

     Como ya he comentado antes, el camino está asfaltado y, por lo tanto, apto para cualquier persona. Así que normalmente encontrarás mucha gente aunque sea entre semana (incuso policía en moto recorriéndolo...), bicicletas, mamás con sus carros de bebés, ancianos y todo tipo de personas.

     El camino tiene un poco más de 2 kilómetros (casi 5 ida y vuelta) y apenas tiene desnivel. En un par de horas se puede hacer tranquilamente. Hay varios miradores a lo largo del camino y un pequeño túnel que tendremos que atravesar de apenas 20 metros.

Entrada al Parque Natural de la Serra Gelada
     Lo primero que nos vamos a encontrar cuando empecemos la ruta es bonito un merendero.

Merendero
La pinada es bastante extensa al principio de la ruta, pero disminuye a medida que llegamos al faro 
Puig Campana, Ponoig, Serrella, Aixortà y Bernia, son visibles desde la ruta. 
   El actual camino del faro se trazó en 1961, antiguamente el camino era una estrecha y peligrosa senda que iba paralela al mar hasta el faro, construido en 1863


El Penyal d'Ifach (Calpe) al fondo
     Antes de llegar al faro, tenemos varias rutas alternativas que se salen del camino en las cuales podemos visitar las Minas de ocre o la Boca de la Ballena.

Minas de ocre

     Se les conocía como la Mina de la Virgen del Carmen y estuvo en marcha desde mediados del siglo XIX hasta principios del siglo XX. Aún se conserva la vivienda del capataz y una línea de pilares que bajan por el barranco que servían de soporte para los raíles de las vagonetas que llevaban el mineral hasta la orilla, para ser embarcado y transportado por mar. 

Vista desde el interior de una de las bocas de la mina 
     El ocre (arcilla con óxido o hidróxido de hierro) es un mineral que mancha bastante, es por esto que se utilizaba como colorante para pinturas.

      Si bajamos a las minas en verano podremos disfrutar del baño en las aguas cristalinas de la Cala de la Mina.

Cala de la Mina
Boca de la Ballena

      Se trata de una cueva de grandes dimensiones a la que podemos acceder por una senda (señalada con el 10) que se adentra entre vegetación espesa y rocas mojadas (debido al rocío que se acumula en esta zona umbría).

Vistas desde la cueva
      Dentro de la cueva podemos observar distintas formaciones geológicas endokársticas constructivas (espeleotemas), es decir, estalactitas (las del techo), estalagmitas (las del suelo) o columnas (la unión de ambas). También se observan coladas, cortezas, cortinas, banderas (formaciones de las paredes). Algunas de ellas, aún se están formando gotita a gotita gracias a las filtraciones que hay en la roca caliza.

      Lamentablemente la cueva esta abierta a cualquier público, tanto a la gente que le gusta este tipo de tema y lo respeta como a los bándalos, los grafiteros y la gente que le falta un hervor, que no dudan en mancharlo todo o destrozarlo. También es cierto que es el cobijo de numerosas aves como las gaviotas que contribuyen con su guano a la destrucción de estas formaciones.

Faro

Faro
     Y llegamos al final de la ruta, el faro del Albir, situado a 112 metros sobre el mar, actualmente transformado en un Centro de Interpretación y no en un hotel (como otros cercanos). Dentro podréis informaros de cómo fue la vida de los fareros que lo han habitado y cuidado durante más de un siglo.

     Desde aquí las vistas son impresionantes, la bahía de altea, la piscifactoría, los cortados de Serra Gelada con la antena en su punto más alto y el mar mediterráneo.


"Catadelfines" instalado por iniciativa de Ciudadanos por la Ciencia
     Gracias al telescopio podréis ver en detalle los barcos, la piscifactoría y las aves que se acercan a ella como las gaviotas o los cormoranes, muy abundantes en esta zona del Parque.

     Junto al faro, podemos observar los restos de una antigua torre vigía, la Torre Bombarda, del siglo XVII, construida para defenderse de los piratas berberiscos y destruida durante la guerra de la independencia.

Flora y fauna

    Respecto a la flora, encontramos el pino carrasco junto a los arbustos típicos del mediterráneo como el palmito, el brezo, las jaras, el lentisco, la lavanda, la madreselva y la hiedra en zonas de umbría junto con el rusco.

Abeja libando sobre brezo (Erica multiflora
Lagartija ibérica (Podarcis hispanicus)
     En cuanto a la fauna, podremos encontrarnos numerosas lagartijas (ibéricas y colilargas las más abundantes) o pequeñas culebras sobretodo si nos salimos del camino. Lo que más abundan son las aves como la curruca, el gorrión común, el colirrojo tizón, el mirlo, la gaviota patiamarilla y el cormorán.

Vídeo

     Por último, os dejo un vídeo muy interesante sobre la vida en el faro del Albir, con testimonios de algunos fareros o familiares cercanos, realizado por el Ayuntamiento de L´Alfas del Pi, en el 150 aniversario del Faro Punta Albir. 




Cómo llegar 

     Partimos del mismo parking donde dejamos el coche para hacer la Travesía de Serra Gelada (debemos dirigirnos al Albir y seguir las indicaciones "Parc Natural o Camí vell del far"). Recientemente han adecuado el parking, lo han asfaltado y han renovado la caseta de madera de la entrada por una espectacular caseta doble (la segunda imagen de esta entrada). Un 10 para el ayuntamiento de Alfaz del pí, donde si saben cuidar su patrimonio artístico y natural, cosa que deberían aprender municipios vecinos.



Consejo

     Si podéis evitar ir en fin de semana, mejor, porque entonces lo que suponía un relajante paseo por la naturaleza puede llegar a ser una agonía: niños chillando, perros por todos lados ladrando, meando y cagando, bicicletas que te peinan (aunque hay carteles que indican que vayan a baja velocidad), y sobretodo muuucha gente.

Redacción y fotografías: Fran Mercader Román

Comentarios

  1. Muy bonito el articulo sobre el Faro de Albir
    Un saludo de margaviaja.com

    ResponderEliminar
  2. Hace unos días hemos realizado este recorrido. Pero a unas horas y un día algo gris, lo que deslucía un poco la belleza de la zona. Y ahora al ver vuestro post, nos han gustado todo, y con esas maravillosas fotrografías de un día espectacular.

    Volveremos en otra ocasión a caminar, y os agradecemos que compartáis lugares de la provincia de Alicante, ya que eso nos facilitará el conocerla mejor.

    Saludos

    Ana y Víctor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario