Las 7 mejores rutas para este otoño (Alicante)

Imagen
En este post os vamos a enseñar las mejores rutas que podéis hacer este otoño en la provincia de Alicante. Una época en las que los árboles caducifolios pierden su follaje, dando lugar a unos colores cálidos y donde el olor a tierra mojada impregna el ambiente. Una de nuestras estaciones favoritas para la práctica del senderismo. 
1. Font Roja (Alcoy)

      Si piensas en otoño y ruta por Alicante, la primera que te viene a la cabeza es ésta. El bosque mixto mediterráneo te ofrece una amalgama de colores sin igual en la provincia. Especies de hoja perenne se entremezclan con caducifolias ofreciéndonos un paisaje precioso. Además, podrás recorrer estos bosques gracias a laruta que sube al Menejador, la cima del Parque Natural. 
2. La ruta del agua (Sella)
      Otro de los lugares mágicos en otoño es el Paraje del Salt(Sella), un pequeño pueblo situado en las faldas de la Sierra de Aitana, gracias a los colores amarillos que nos ofrecen los grandes chopos situados en los márgenes del río…

Qué ver en Dolomites en una semana

En este artículo vamos a enseñaros nuestra ruta de una semana por los Alpes Italianos, y más concretamente en la región conocida como los Dolomites. 

Os enseñaremos los lugares que visitamos, los que merecen la pena y los que no, cuánto nos ha costado el viaje, los vuelos, qué alojamiento cogimos, el coche de alquiler, dónde comimos y mucho más! 


PLAN DE VIAJE 

Primer día - Trento - Bolzano 

Nosotros escogimos el aeropuerto de Valencia como punto de partida y el aeropuerto de Bérgamo (Milan) como punto de llegada. Allí cogimos el coche de alquiler y nos dirigimos hacia Trento, donde teníamos el alojamiento. 

Aunque en un principio íbamos a hacer noche en Bolzano, pero nos anularon la reserva. Ambas ciudades tienen mucha historia, monumentos y palacios dignos de visitar. Andar por esas calles empedradas y deleitarse con las balconadas y fachadas históricas merece mucho la pena. 

Trento

Nos alojamos en este apartamento con parking y a unos 20 minutos andando del centro de Trento. La verdad es que estaba muy bien, aunque no tenía wifi. 


Segundo día - Lago di Carezza - Val di Fassa - Vajolet Towers 

El segundo día partimos hacia el interior del Val di Fassa, parando antes en el archiconocido Lago di Carezza. Un pequeño lago glaciar, muy fotografiado y muy visitado (evitar horas punta y fines de semana). El parking te deja en el mismo lago y cuesta 1€/hora. Le puedes dar una vuelta, es un paseíto de 15 minutos, bastante fácil. 

Lago di Carezza


Después de esto nos dirigimos hasta Vigo di Fassa donde cogimos el teleférico (19€ ida y vuelta) que nos subiría hasta el Refugio Ciampedie (aquí tenéis los horarios), donde comenzamos el trekking hacia las Vajolet Towers, otro de los lugares más conocidos de Dolomites. 

Aquí podéis ver la ruta que hicimos, o mejor dicho, que intentamos hacer y es que el día nos salió muy nublado y nos llovió bastante, además, comenzamos muy tarde la ruta. En el Refugio Gardecia decidimos dar la vuelta y no llegamos hasta el Refugio Vajolet, ya que se nos hacía tarde y no llegábamos a bajar al teleférico. Tampoco habríamos visto las famosas torres de roca ya que las nubes las cubrían totalmente. 

Antiguo Refugio Gardecia 

Nos alojamos en un pequeño apartamento que lleva Mateo, en Canazei. Muy recomendable. 


Tercer día - Passo Sella - Sassolungo - Val di Fassa

El tercer día también amaneció nublado. Intentamos hacer la ruta que sube al Sassolungo pero nos pasó como el día anterior. La montaña no se veía y las nubes la cubrían por completo. Así que subimos hasta el Passo Sella por una carretera muy sinuosa y con mucho desnivel. Dejamos el coche en un lado de la carretera (el parking allí arriba es de pago) y nos subimos en un telecabina (16€/persona solo ida) para dos personas, que se balancea bastante y al que hay que subir en marcha (toda una experiencia). 

Sassolungo

El desnivel que salva es bastante y con la niebla que había le daba un tono muy épico. Como no se veía nada y la ruta eran unos 12 kilómetros, decidimos bajar por la misma ladera que subía el telecabina. Estuvo bien pese a no ser lo que teníamos pensado. Aquí os dejo toda la información de esta ruta. 

Por la tarde decidimos visitar los bonitos pueblo de Val di Fassa como Vigo di Fassa, Pozza di Fassa, Campitello di Fassa o Canezei, lugar donde teníamos el apartamento. 


Pozza di Fassa


Cuarto día - Lago di Dobbiaco - Tre Cime di Lavaredo 

El cuarto día nos dirigimos hacia el norte, y pensamos en ver el Lago di Braies de camino, pero llegamos más tarde de las 10 de la mañana y no nos dejaron pasar. Así que lo dejamos para más adelante. 

El siguiente lago que nos pillaba de camino era el Lago di Dobbiaco. El parking vale 1€/30min, y es suficiente para verlo y hacerse unas fotos en una de sus orillas. 

Lago di Dobbiaco

Pero nuestra meta de hoy era subir a una de las montañas más famosas de Dolomites, conocida como Tre Cime di Lavaredo. Se trata de 3 moles rocosas que sobresalen de forma vertical y que nos dejan una estampa única. En el refugio Auronzo han puesto un parking enorme que cuesta 30€ ni nada menos (15€ más por pasar la noche allí, si tienes camper o caravana). 

Tre Cime di Lavaredo


Desde el propio parking se puede hacer un trekking de unos 7 kilómetros con apenas 300 metros de desnivel. Bastante fácil, por lo que si vas en horas punta, eso parece una romería. Nosotros empezamos muy tarde la ruta, sobre las 5 de la tarde y la terminamos a las 8 con el sol ya puesto, y fue espectacular, además, fuimos solo durante mucho tiempo. 

Nos alojamos en un complejo de apartamentos que hay en Carbonin, que cogimos a través de Airbnb


Quinto día - Lago di Sorapis - Cortina d'Ampezzo 

El quinto día madrugamos un poco para hacer una ruta un poco más exigente que la del día anterior pero que también parece otra romería de gente (y eso que era un día entre semana de septiembre). Esta ruta parte del Passo Tre Croci, donde dejaremos el coche donde podamos a un lado de la carretera. 

La ruta es fácil de seguir, por la cantidad de gente que va y viene y porque no hay muchos más caminos alternativos. El punto final de la ruta es el Lago di Sorapis, un lago de color azul turquesa clarito muy intenso debido a los sedimentos glaciares. 

Lago di Sorapis


Un paisaje espectacular, abarrotado hasta los topes eso sí. Como hemos dicho anteriormente esta ruta es bastante más exigente (unos 14 km en total con 600 de desnivel) aunque está muy masificada y vais a ver de todo subiendo, aunque algunos no llegan hasta el final. Hay varios tramos un poco complicados pero ya se han encargado de poner escaleras como si estuvieras en el Corte Inglés, cuerdas, cadenas y puentes. 

De camino a la ruta, pasaréis por el Lago Misurina, un precioso lago rodeado de hoteles y puestos de souvenirs, al que le podéis dar una vueltecita dando un paseo. 

Lago Misurina
Lago Misurina


Para finalizar el día, nos acercamos a la cercana localidad de Cortina d'Ampezzo, famosa por albergar algunas Olimpiadas de Invierno (a los que os gusta los sitios abandonados, hay un Trampolino Olímpico de los años 50 que aún conserva su estructura y sus gradas). También es una alternativa para alojarse, aunque es una ciudad bastante cara


Sexto día - Lago di Braies - Verona 

Esta vez teníamos que entrar, así que madrugamos y nos presentamos en el Lago di Braies antes de las 10 de la mañana y pensaréis... habrá menos gente. NO. Allí siempre hay gente. El parking ya estaba lleno y centenares de personas haciendo el recorrido circular del lago y otro remando en sus barquitas de madera. Otro de los iconos de Dolomites. El parking cuesta 6€. 

Lago di Braies


Tras hacer unas cuantas fotos, pusimos rumbo a Verona


Séptimo día - Verona - Vuelta a casa 

El último día de viaje se lo dedicamos a Verona, la casa de Romeo y Julieta, una ciudad que pilla más o menos de camino hacia Bérgamo, y que aún no conocíamos de Italia. Si tenéis más tiempo, también podéis acercaros a Venecia, Brescia o Milán

Verona

Y la verdad es que no nos arrepentimos de la decisión. Una ciudad pequeña, muy bonita, con edificios históricos como el Arena (o lo que queda de él), el Castelvecchio (donde puedes admirar obras de arte del siglo XVI) y muy buen ambiente. 


Presupuesto 

Precios por persona 

Vuelos : 52€ ida y vuelta con Rayanair (incluyendo una maleta de 20 kg para los dos). Muy barato, suponemos que debido al coronavirus y las restricciones de entrada a Italia para los españoles. 

Alojamiento : 187€. Como podéis ver en el plan de viaje, cogimos siempre apartamento (con Booking o AirBnB), que siempre sale más rentable que comer fuera todos los días o coger hoteles sin comidas. 

Coche de alquiler : 134€. Lo cogimos con OK Rent a Car, con el seguro premium, por eso nos salió tan caro. El coche bien, la compañía mal. Solo un chico para atender, muy lento y encima te dan mal las indicaciones de cómo llegar a la oficina, que no se encuentra en el aeropuerto. 

Gasolina : 75€. La gasolina en Italia es más cara que en España (una media de 1,45€/l, en España 1,20€/l, a Septiembre de 2020). 

Comida : 70€. Al coger apartamento, casi todos los días cocinábamos, por lo que haciendo cuentas, nos gastamos unos 10€ al día entre desayuno, comida, cena y demás. Cenamos 3 días fuera, ya que Italia es bastante caro porque cobran cubierto, además del precio que veas en la carta. 

Parking Valencia: 30€Lowcost parking, muy recomendable. Siempre que volamos desde Valencia dejamos el coche allí.  

Gastos varios : 50€ (parkings, peajes, zona azul, recuerdos). 


Precio final : 600€ por persona


Mapa 

Aquí os dejamos un mapa con todos los sitios que visitamos durante nuestro viaje a Dolomites



Comentarios

Entradas populares de este blog

Las 7 mejores calas de la provincia de Alicante (2020)

La Ruta de los Acantilados (Del Moraig a la Cala Llebeig)

Ruta Río Borosa (Cazorla)