Subida a Coll de Rates desde Alcalalí


Aprovechando la floración del almendro, nos dirigimos hacia la pequeña población de Alcalalí, para hacer una ruta que nos lleva hasta el Coll de Rates (628 msnm), lugar predilecto de moteros y ciclistas de la provincia. 

Ruta

La ruta parte desde Alcalalí, situado en la Vall de Pop, aunque podemos dejar el coche en el ecoparque y visitar el pueblo andando. Son unos 11 kms con un desnivel de unos 450 metros, por lo que la calificamos de moderada, aunque no tiene dificultad alguna. Seguiremos el track del PR- CV 425, por lo que seguiremos siempre las líneas amarillas y blancas que nos indican el camino.

Puente sobre el río Gorgos
Lo primero que vamos a hacer es cruzar el río Gorgos para adentrarnos en los campos de cultivo del almendro, la naranja, la mandarina y los limones. Aunque también veremos bastantes olivos y algarrobos de gran porte que han sido cultivados durante muchos años en estas tierras. 

La Xylella fastidiosa, de la que ya hablamos en este artículo, ha hecho bastante daño en la zona y ahora es más complicado ver esos mantos rosas que cubrían las lomas de Alcalalí y ahora solo vemos algunos almendros dispersos.



Antes de llegar a la ermita, giraremos a la izquierda por la pista y seguiremos cruzando estos campos de cultivo hasta que la pista se termina y comienza la senda. Esta senda está bastante deteriorada debido al agua que se canaliza por ella y el paso continuo de bicis y motos de montaña. Además, está a la sombra todo el día así que el terreno es bastante húmedo.


El camino termina justo en el mirador de Coll de Rates, donde un panel de roca nos indica las montañas y pueblos que podemos observar desde allí como el Montgó. Si cruzamos la carretera y seguimos un poco más arriba, llegaremos a lo más alto del collado, desde el que podemos tener vistas a la Marina Baixa (Puig Campana, Ponoig, Aitana...).

Carretera y mirador de Coll de Rates
Tras deleitarnos con las vistas, bajaremos al mirador de nuevo, y para hacer la ruta circular, seguiremos por el Camí de Tárbena. Este camino comienza zigzagueante ofreciéndonos unas vistas impresionantes del Carrascal de Parcent.

Carrascal de Parcent
Camí de Tárbena. Al fondo, Parcent. 
Antes de llegar al pueblo, notaremos que andamos por un camino empedrado bastante trabajado, y es que se trata del Camí de les Revoltes o Camí de la Pansa. Es el camino que se utilizaba en el siglo XIX para transportar la producción de pasas desde Tárbena hasta Denia, donde se embarca hacia el Reino Unido.

Camí de Les Revoltes o Camí de la Pansa
El camino sigue por una serie de fincas con algarrobos y olivos centenarios, de gran porte, hasta que veremos el Pou d'Assegadors de Parcent, recién restaurado.

Camí dels Puos
Seguiremos por la carretera un pequeño tramo de unos 300 metros hasta salirnos por el margen derecho, por el Camí dels Mollons. Aquí de nuevo nos adentramos en una pista agrícola hasta llegar a la Ermita de Sant Joan de Mosquera.

Parcent
A partir de aquí, llegaremos a un cruce en el que el camino es el mismo que el de ida, pasando de nuevo por encima del río y volviendo al pueblo de Alcalalí, donde recomendamos pasear por sus calles, así como subir a la Torre Medieval para conocer su historia y desde la que tenemos unas vistas impresionantes de la iglesia, el pueblo y la Vall de Pop.

Iglesia de Alcalalí desde la Torre Medieval
Hace unos años, hicimos una ruta mucho más cortita, para deleitarnos con los almendros en flor y apta para todos lo públicos ya que va siempre por pista asfaltada. Aquí podéis verla

Track GPS 

Aquí puedes descargarte el track para seguirlo en tu móvil. 




Cómo llegar 

Simplemente tenéis que dirigiros al pueblo de Alcalalí, situado en el interior de la Vall de Pop, en la Marina Alta. La ruta parte del Mirador del Revalet, pero nosotros dejamos el coche un poco más abajo en el ecoparque y después visitamos el pueblo a pie.

Comentarios