Descubriendo el PN El Hondo (Elche)


El Parque Natural de El Hondo se encuentra entre los municipios de Elche y Crevillente, en el Bajo Vinalopó, ,y nos ofrece una serie de caminos muy bonitos donde descubriremos muchas aves, insectos y más animales, gracias a su gran extensión. 

Fue declarado Parque Natural en 1994 y además está incluido en el convenio internacional RAMSAR de protección de Zonas Húmedas y cuenta con una ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves). 


Cuenta con múltiples lagunas, aunque las más grandes son las de Poniente y Levante (650 y 450 hectáreas respectivamente). El agua que llega aquí viene de la desembocadura del río Segura y no del Vinalopó. Con este agua se riegan cerca de 40.000 hectáreas localizadas en la zona situada entre San Juan y Orihuela. 

Este espacio natural forma parte de la antigua albufera de Elche, que durante la Edad Media fue desecada casi totalmente. En esa época, las zonas húmedas eran una fuente enfermedades ya que eran el hábitat de mosquitos y ratas, vectores de la peste. Otro de los motivos era convertir esos campos en nuevas zonas de cultivo

En los años 20 del siglo pasado, la Compañía de Riegos de Levante construyó un par de embalses en esta zona pantanosa. Hoy en día la vegetación se ha apoderado de este enclave, por lo que parece un lugar completamente natural y además, es el hábitat de numerosas especies de aves muy importantes como la malvasía cabeciblanca o la cerceta pardilla, dos de las aves más amenazadas del planeta. 

Garceta común sobre un poste de la pasarela
Dentro de este espacio natural podemos encontrar cuatro rutas diferenciadas, la roja, la azul, la amarilla y la verde.  

La más sencilla de todas es la que parte del Centro de Interpretación del Parque, la ruta amarilla. Sirve para darte una idea de lo que es una zona húmeda. Una pasarela situada sobre una pequeña laguna llena de aves como fochas, ánades o garzas. 



La ruta roja es la que discurre paralela a uno de los canales principales. Un largo camino lleno de eucaliptos y donde podremos ver otra pasarela sobre el agua y varios miradores de madera, uno de ellos con bastante altura.

Para esta os recomendamos que llevéis prismáticos o una cámara con teleobjetivo porque si no vais a ver bien poco, ya que las lagunas son inmensas y los animales suelen recelar bastante de los humanos (y con razón). 

Ruta roja
La ruta verde es parecida a la amarilla pero un poco más larga. Aunque la más extensa es la ruta azul, que borde parte del embalse de Poniente (estas dos últimas no salen en la guía del Parque, aunque en la web sí, algo un poco raro) y en la que tenemos varios observatorios de madera tipo caseta. Aquí podéis ver más información de cada una de las rutas.



Cómo llegar 

Para hacer la ruta amarilla, verde y azul, deberéis dirigiros al Centro de Interpretación del Parque, pero si queréis hacer la ruta roja aquí os dejo el punto exacto donde debéis dejar el coche. 

Comentarios