Presa de Isbert (Barranc de l'Infern)


      En el paso más estrecho del río Girona a su paso por el Barranc de l'Infern nos encontramos esta pequeña presa cuya construcción estuvo en vilo durante muchos años y, una vez realizada, dio la razón a aquellos que pensaban que era inútil. 

      Fue proyectada a finales del siglo XIX pero no se construyó hasta 1945 y tiene una capacidad de apenas 0,60 hm3. Es un arco de gravedad de unos 29 metros de altura sobre la base.

Historia 

     La construcción de esta presa siempre ha estado en la cabeza de los regantes de la zona pero por motivos económicos y geológicos el proyecto se ha desechado durante numerosas ocasiones. Hasta que en 1939, gracias a una subvención del Estado del 80% del importe se reinició el proyecto y se llevó a cabo. 

    Sin embargo, todos los estudios realizados del terreno no fueron suficientes para darse cuenta que, debido a la permeabilidad del terreno (muy kárstico), la presa no tenía ningún sentido, puesto que el agua se infiltra en en suelo y a través de las paredes y no se acumula


Ruta 

     La ruta que nos lleva a la presa por su acceso Este, desde Orba apenas tiene 600 metros, es decir, la pueden hacer los más pequeños de la familia y no tardarás más de una hora en ir y volver por el mismo camino. 

Lugar donde dejar el coche y comenzar la ruta
     Comienza en una casa semiabandonada a la que se llega por un camino y donde podemos dejar el coche. Junto a la pared de la cochera de la casa, sale un camino muy estrecho que pronto nos llevará a un túnel en el que necesitaremos linternas para atravesarlo puesto que es bastante largo y no se ve nada. Además, nosotros fuimos tras las intensas lluvias de diciembre y estaba un poco anegado de agua por lo que el barro y los inmensos charcos dificultaban aún más el paso. 

Inicio de la senda

Saliendo del túnel
     Este túnel atraviesa la sierra hasta el cauce del Girona. Tras salir del túnel, la senda continua por el margen izquierdo del cauce y un poco más adelante se bifurca. Optamos por ir hacia abajo (a la derecha), hacia el cauce. El camino se complica puesto que las rocas son mucho más grande conforme nos acercamos a la presa y es prácticamente imposible acercarse a su base. Apenas oímos un leve sonido de agua en lo más profundo de las rocas. 

Por arriba, el camino "cortado", por abajo, el cauce del río.
En esta imagen podemos observar la altura a la que llegó el agua hace unos días
Presa de Isbert desde abajo
   Volvemos sobre nuestros pasos y cogemos el camino de la izquierda en el bifurcación. Este nos lleva hasta una puerta cerrada con un candado y que nos advierte que está prohibido el paso. Pero vemos gente al otro lado y no queremos ser menos. A la derecha de la puerta hay un caminito que nos permite entrar a través de una rotura en la valla (sabemos que es... ilegal? pero todo el mundo pasa). 

Puerta cerrada con candado que nos prohíbe el paso.

     Este camino vallado nos lleva hasta una escalera que sube a la corona de la presa. Se encuentra muy deteriorada ya que no tiene mantenimiento alguno y las últimas lluvias la destrozaron. A la izquierda vemos un canal o aliviadero lleno de agua hasta arriba (debido a las últimas lluvias) que se encuentra sellado y tampoco realiza su función. 


Canal o aliviadero sellado y anegado de agua
     Por último, solo queda volver por el mismo camino para volver al coche. Comentar que la presa, en la actualidad, está en desuso desde hace muchos años porque, como hemos dicho anteriormente, es completamente inútil para el almacenamiento de agua. Además, se encuentra llena de barro y rocas que disminuyen, cada riada más, la capacidad del embalse. 

     Pero por otro lado, supone una ayuda cuando se producen lluvias muy intensas como las ocurridas hace unos días, actuando como barrera y previniendo las riadas y el aumento del río. 

    Aunque como podemos ver en este vídeo, el agua desbordó por completo la presa dejando unas imágenes impresionantes (no recomendamos visitarla en esos momentos, puesto que es una presa muy antigua, sin mantenimiento y realizada con materiales de dudosa calidad que podría romper en cualquier momento).  



Cómo llegar 

      Es difícil de explicar. Tenemos que dirigirnos al pueblo de Orba. Una vez allí seguiremos por la av. de Pego dirección Tormos. Saldremos del pueblo y pasaremos por campos de cítricos hasta coger la CV-721, dirección La Vall de Laguar, a la izquierda de la carretera. Al poco rato dejaremos a nuestra izquierda una urbanización y más adelante veremos un camino que sale a la derecha, hacia abajo, sin indicación alguna. Es el que nos llevará hasta la casa donde comienza la ruta.

Comentarios