Ruta a las Gradas de Soaso y Cola de Caballo (Ordesa)


      Una de las rutas por excelencia en el pirineo aragonés es la Ruta de la Cola de Caballo. Por su duración y la diversidad de paisajes que puedes ver, no te puedes ir del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido sin realizar esta caminata. 


      Para comenzar esta ruta debemos dirigirnos al bonito pueblo de Torla, allí se encuentra en Centro de Interpretación del Parque, donde nos darán la información necesaria. En verano, semana santa y puentes, el acceso al parking de la Pradera de Ordesa está cerrado a vehículos particulares y se tiene que realizar el trayecto en autobús. Sin embargo, a partir de septiembre lo realizaremos en nuestro coche

Comienzo de la ruta
       La ruta no tiene pérdida. Nada más dejar el coche en el parking, se nos abren un par de caminos. A la derecha, un pequeño sendero adaptado a todo el público y de pequeño recorrido (por el que volveremos, si queremos). Y a la izquierda el sendero principal (que veis en la foto anterior). 

    Hablamos de unos 17 km y vamos a tardar unas 6 horas en realizarla. De manera que no recomendamos (aunque vimos) hacerla con los más peques de la casa. Así como llevar ropa cómoda y calzado adecuado (los zapatos para ir a misa los domingos no por favor). 

Bosque de hayas
        La primera parte de la ruta nos introduce por un bosque de hayas cuyas hojas rojizas cubren parte del suelo. Vamos a estar una hora andando por un bosque precioso pero que se nos hará un poco largo aunque aún vamos sobrados de energías. 

        Al cabo de una hora llegaremos a una serie de miradores sobre las Cascadas de la Cueva y la Cascada del Estrecho.

Cascada del Estrecho
         Cuando pasemos este tramo de cascadas, seguirá nuestro camino por el interior del bosque de hayas y se vuelve un poco monótono. Además, ya comienzan a pesarnos las piernas puesto que el sendero gana en pendiente. Pasaremos por una pequeña cabaña donde refugiarse de los chaparrones

Refugio para tempestades

      Al cabo de un par de horas del comienzo, el bosque se abre, el sol toca nuestra piel por primera vez (si es que no está nublado) y el río comienza a hacerse visible. Llegamos a las Gradas de Soaso, una serie de cascadas en forma de escalera o gradas (de ahí su nombre) muy curiosas y bonitas cuando no baja mucha agua ya que podemos observar su curiosa forma. 

El bosque y comenzamos a ver los picos más altos a los lados del valle
Gradas de Soaso
      Aquí mucha gente decide parar a comer algo, descansar, o darse la vuelta. Dependerá de las fuerzas con las que nos veamos, el calor que haga (en verano este último tramo es complicado porque no hay sombras) y, si vamos con peques, de cómo se sientan ellos, puesto que nos queda el mismo camino de vuelta. 

      Si decidimos seguir, nos queda una hora más de camino hasta la Cola de Caballo, como hemos dicho, a pleno sol pero llano, y con un paisaje totalmente distinto y recomendable. Además, en verano suelen haber vacas pastando en estos prados (nosotros llegamos tarde). 

Llanos de Soaso
Circo de Soaso
       La forma de las montañas y la llanura por la que andamos nos da a entender que hace muchísimos años aquí se encontraba un glaciar cuando las temperaturas eran mucho más bajas a las de nuestra época.

           Aunque no la veamos, al final del camino, al cabo de unas 3 horas del comienzo, llegaremos a la cascada que da nombre a esta ruta, la Cola de Caballo

¿Parece pequeña no? Pues mirad la persona de amarillo que hay justo debajo.
Cascada Cola de Caballo
      Es momento de descansar y coger fuerzas porque nos queda el camino de vuelta. Si hemos tardado unas 3 horas en subir, en 2 y media estaremos abajo, más o menos. También es cierto que este tiempo dependerá de cada uno, de las paradas que hagáis, fotos, comidas, descansos, etc.

Relax
Otras opciones 

       Además de este itinerario, hay otras opciones. Para aquellos más exigentes, existe un sendero más complicado y con más desnivel llamado la Senda de los Cazadores. Un camino que discurre por lo alto del valle, donde las vistas son espectaculares (puesto que no vas metido siempre por el bosque). Además la vuelta la podéis hacer por abajo, por el valle y tendréis dos puntos de vista del mismo paisaje.

Cómo llegar 

      Es facilísimo. Como he dicho antes, poned en el GPS Torla-Ordesa y os llevará hasta el pueblo. Dependiendo de la época del año veréis si está la carretera de acceso al Parking de la Pradera de Ordesa abierto o cerrado. Si está abierto os tocará subir con vuestro coche (no tiene pérdida). Si está cerrado, nada más llegar al pueblo veréis el Centro de Interpretación del Parque y un enorme parking. De ahí salen buses cada poco tiempo que os llevarán hasta el inicio de la ruta.


Comentarios

Publicar un comentario