Cala Blanca (Xàbia)


    Al sur de la población de Xàbia (Jávea) nos encontramos una serie de pequeñas calas conocidas como Cala Blanca debido al color de la tierra. Decimos calas, en plural, porque son tres calas contiguas a las que se accede por un camino litoral de piedra. 

Caleta I 

     La primera de estas calas, de roca y grava, tiene forma de embudo y suele acumularse gran cantidad de algas y suciedad en su orilla, aunque a muchos bañistas no les importa situar su toalla sobre éstas, como podemos ver en la imagen inferior.  

Caleta I
    Seguimos avanzando y pasaremos por un par de túneles excavados en la roca blanca y veremos otra pequeña calita con aguas cristalinas. 

Al fondo se ve el otro túnel excavado 


Caleta II

     Tras este breve paseo, llegamos a la segunda cala (la de la primera foto), también de rocas y con aguas muy tranquilas gracias al brazo natural de piedra tosca que la protege del oleaje. 


    En este brazo de piedra tosca notamos un karst litoral muy desarrollado en el que observamos unos huecos o dolinas conocidas como kamenitzas

En esta zona litoral de Xàbia predomina la roca
     Si seguimos caminando sobre las rocas que hay bajo el acantilado, llegaremos a la tercera cala, llamada Cala del Francés, también de grava aunque de muy difícil acceso, debe su nombre al Sr. Lambert, ginebrés ilustrado y enamorado de Xàbia que tenía una casa justo encima de la cala. 

En las rocas podrás ver muchos cangrejos!
   Hace 4 años fuimos a estas calas en primavera, tras un temporal y nos las encontramos bastante sucias. Además pudimos observar dos cosas muy curiosas. 

    La primera de ellas, seguro que muchos no tenéis ni idea de qué se puede tratar. En aquel momento se me vino a la cabeza un huevo de tiburón, pero luego, en casa, pude resolver mis dudas, se trata de un huevo de raya

Huevo de raya dentro de una de los huecos de la piedra tosca
     Lo que se debe hacer en estos casos es devolverlo al mar, sino al nacer quedará atrapado en el hueco y no sobrevivirá. 

       Lo segundo que encontramos da un poquito más de miedo, la carabela portuguesa (Physalia physalis). Se le conoce como fragata portuguesa, agua mala, botella azul o falsa medusa (ya que no es una medusa sino un hidrozoo, aunque tiene el aspecto de medusa). Su picadura es peligrosa y muy dolorosa. 

La carabela portuguesa, cada vez más abundante en el mediterráneo, es el alimento de la tortuga boba, cada vez más escasa en nuestras costas
Recomendaciones 

      Nosotros recomendamos la Caleta II, ya que es más tranquila, sus aguas son transparentes y muy buenas para el buceo. 

    Es una zona bastante peligrosa si vas descalzo por lo que recomendamos ir con zapatillas o escarpines (sino sufrirás para meterte en el agua ya que las rocas resbalan bastante). 

Cómo llegar 


     Hay que dirigirse a Xàbia y una vez allí a la Playa del Arenal. Pasamos la playa y seguimos bordeando la costa a través de urbanizaciones y chalets a pie de playa hasta llegar a la avda. Ultramar (poned esta calle en el GPS). Justo al final de la calle hay un parking, donde podemos dejar el coche y seguiremos andando por el paseo marítimo hasta la primera cala. 

Vídeo 



Comentarios