Ruta por la Sierra de Toix (Calpe)


        La Sierra de Toix constituye la salida al mar de la Sierra de Bernia y la separación física entre la bahía de Calpe (al norte) y la de Altea (al sur). 

        El contraste a ambos lados del saliente es espectacular. La zona norte (umbría) queda tupida por un manto de chalets, bungalows y demás construcciones, muchas de ellas abandonadas, donde antes había un bosque de pino carrasco. Mientras que la cara sur (solana), como se observa en la imagen anterior, está pelada, debido a la fuerte radiación solar que recibe y a un incendio ocurrido en 2013. 

Ruta 



       Es una ruta que discurre, en su inicio, por sendero no marcado, muy irregular y pedregoso, además hay zonas en las que hay que trepar por piedra suelta. De manera que no es apta para cualquier persona, ni para niños (a no ser que sean muy aventureros y estén acostumbrados).

      Sin embargo, es una ruta cortita, menos de 4 km, 3 de los cuales son por senda firme y carretera. No requiere de una buena condición física, ya que tampoco es muy vertical (salvo el tramo inicial). 

Inicio de la ruta
        Comenzamos pasando al lado de una finca, a través de unos matorrales hasta llegar a lo que parece un camino no asfaltado, bordeado por un muro de piedras. Sin embargo, no seguiremos por aquí, sino que tendremos que subir por la pedrera que vemos a la izquierda en dirección a las antenas. 

Pedrera de subida
         Este es un punto habitual para hacer escalada y rapel debido a las paredes que vemos a nuestra izquierda, muy verticales. Las vistas desde aquí ya son espectaculares. 

Vistas de la urb. Pueblo Mascarat. Al fondo, Serra Gelada. A la derecha, Sierra de Bernia. 
Castellet de Calp o Castell del Mascarat, siglo XVI (o lo que queda de él)
       Una vez hemos ganado altura, nos dirigimos a las antenas. Aquí hay varias sendas poco marcadas que pasan por la zona del incendio que hubo en enero de 2013. Un incendio provocado por los fogonazos de una torre de tensión situada en uno de los chalets de la cara norte.

      Podemos observar como los pocos pinos que habían, se quemaron y apenas quedan 10 ejemplares sanos. El matorral fue arrasado por completo, aunque especies como el palmito (Chamaerops humilis) han rebrotado con fuerza, del resto solo quedan los cadáveres.

Ejemplares de palmito, la única palmera autóctona de Europa.
Vista de la bahía de Altea
       Pronto llegamos a las antenas. Tras hacer un pequeño descanso, solo nos queda camino de bajada, en primer lugar por una pista sin asfaltar y después por asfalto entre chalets.

Antenas de televisión y comunicación

Al fondo, Serra Gelada y Benidorm
Estas serán tus vistas si realizas la ruta al revés y al atardecer
Poste de microrreserva
         Sin darnos cuenta, íbamos andando por una microrreserva de flora (el panel informativo está mas adelante). Se trata de una reserva de unas 20 ha, que ocupa la franja más alta de la sierra de este a oeste, donde podemos encontrar una de las joyas de nuestra costa, la Silene de Ifac (Silene hifacensis), en peligro de extinción, solo queda en zonas puntuales como el Penyal d'Ifac y Serra Gelada.

          Siguiendo nuestro camino, pronto giraremos al norte y nos encontraremos un mirador en el que podemos contemplar la bahía de Calpe.

Bahía de Calpe desde el mirador
Parque Natural del Penyal d'Ifac (Calpe)
         A partir de aquí, el camino (carretera) es de bajada (aunque habrá tramos en los que hay que subir) y discurre entre los chalets de la urbanización Maryvilla (Calpe), donde se originó el incendio.

Camino de bajada con la Serra d'Oltà al fondo y el mar de urbanizaciones abajo

Fauna 

   Respecto a la fauna que nos encontramos, destacan las numerosas especies de aves como verdecillos, mirlos, jilgueros, gorriones, cuervos, currucas y la gaviota patiamarilla, presente en toda la costa alicantina.

     Además tuvimos la suerte de encontrarnos con este ejemplar de lagarto ocelado (Timon lepidus) que se refugiaba del sol en la grieta de una roca.

Lagarto ocelado (Timon lepidus
     Además, en esta época podemos encontrar numerosos insectos libando de flor en flor como la ninfa de esper (Coenonumpha dorus), la vanesa de los cardos (Vanessa cardui) o la esfinge colibrí (Macroglossum stellatarum).

Esfinge colibrí libando sobre clavellina (Dianthus broteri)
Crítica ambiental 

        En algunos sitios indican que el incendio del 2013 arrasó la microrreserva por completo, en otros que solo afectó a una pequeña parte. Pese a que está prohibida la escalada, para proteger dichas especies, se hace caso omiso, ya que os encontraréis varias personas practicándolo cualquier día que vayáis. 

Cómo llegar

       Hay que dirigirse a la urbanización Pueblo Mascarat (desde la N-332) y una vez dentro, ir hacia la zona más alta de la urbanización (Carrer Llevant) hasta que no haya más carretera. Una vez, allí aparcar es tarea fácil (solo hay calles anchas y chalets vacíos). 

Ver - Descargar Track GPS en Wikiloc


Vídeo

Redacción y fotos: Fran Mercader Román

Comentarios