Ruta Río Borosa (Cazorla)

      El río Borosa es un pequeño afluente del río Guadalquivir, que nace en la Sierra de Cazorla (Jaén), concretamente en la laguna de Aguas Negras, dentro del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, el mayor espacio protegido de España y el segundo de Europa. 

     Se trata de una de las rutas mas bellas de esta sierra y sin duda la más famosa, por ello veremos bastante gente haciéndola (dependiendo de la época del año). 

     No la recomiendo hacer en verano porque es bastante larga y el calor de la sierra y los pocos puntos de sombra en algunos tramos puede llegar a ser asfixiante, aunque siempre te puedes dar un remojón en el río (pese a estar prohibido). 

Cómo llegar 

     La ruta comienza en la Piscifactoría de truchas que aprovecha el agua de este río. Para ello hay que dirigirse hasta el centro de Interpretación de la  naturaleza llamado Torre del Vinagre, situado en la carretera de la sierra de Cazorla (A-319). Antes de llegar a la piscifactoría hay un parking donde podemos dejar el coche y comenzar nuestra andadura. 


Ruta

      La ruta es bastante larga, hablamos de unos 21 km ida y vuelta, que los puedes acortar cuando quieras. Yo la primera vez que fui no subí hasta el embalse de Aguas Negras por tiempo y la segunda vez ni si quiera llegué hasta el Salto de los Órganos, ya que me encontré el río seco un poco antes y decidí no seguir adelante, no merecía la pena. 

A lo largo del camino podremos ver algunos deslizamientos fruto de las lluvias torrenciales
       Como ya hemos dicho anteriormente, la ruta comienza en la piscifactoría de truchas, que se nutre de las aguas de este río y los primeros pasos los daremos por una ancha pista forestal que discurre pegada al río por su margen izquierdo, donde podremos ya disfrutar del sonido del agua y las inmensa pinada y vegetación riparia. 

También cruzaremos el río bastantes veces a lo largo del camino. Puente de los Caracolillos. 
     Este tramo es el menos espectacular de la ruta, pero pronto llegaremos a la Cerrada de Elías, uno de los más bonitos. Se trata de un encañonamiento del río por donde discurre una antigua senda de pescadores de gran riqueza geológica, vegetal y visual. 


Las pasarelas de madera hacen de éste, un sitio encantador
     Además, podemos encontrar una especie vegetal endémica de la Sierra del Cazorla, Segura y las Villas, se trata de Pinguicula vallisneriifolia, una planta carnívora cuyas hojas están recubiertas de una grasilla que atrapa a los insectos para obtener nutrientes de éstos, que en el medio no abundan. 

Pinguicula vallisneriifolia rodeada por el círculo rojo
     No le hice una fotografía de detalle, porque pese a que me llamó la atención, no estaba en flor (florece en mayo y junio) y no tenía ni idea de que era una especie endémica hasta ahora que escribo estas líneas. 

     Una vez sales del cañón, vuelves a la pista forestal que dejaste antes de entrar y el camino empieza a hacerse más duro. Hasta ahora el camino ha sido todo llano y vas resguardado entre la vegetación. Pero ahora las sombras brillan por su ausencia y el desnivel empieza a notarse cada vez más hasta que llegamos a la Central Eléctrica del Salto de los Órganos (a unos 7 km del inicio de la ruta). 

     Aquí podréis refrescaros en la fuente para poder seguir el camino, nos queda lo peor (el desnivel ya empieza a ser fuerte) y lo mejor (las pozas, cascadas y el final de la ruta). 

     Mucha gente termina la ruta aquí (de hecho hay un cartel de "Fin de ruta"), pero podemos seguir ascendiendo hasta el Salto de los Órganos. Pero ahora el camino es mucho más complicado y el desnivel más acusado. 

     El paisaje cambia radicalmente, el río se encajona mucho más, comienzan a aparecer paredes muy verticales y muy altas que rezuman agua y el río comienza a dar saltos cada vez más espectaculares (nos acercamos a su nacimiento). 

Una de las preciosas pozas que te encontrarás por el camino
       Y de repente... ADIÓS AGUA. Desapareció. Y el resto de pozas que nos encontrábamos estaban secas. Después de un año de escasísimas precipitaciones tampoco me extraña. 

      Aquí podéis ver una comparativa de las dos situaciones que me he encontrado según la época del viaje. 


     Aquí decidimos darnos la vuelta, el calor apretaba (más de 40ºC y ya nos teníamos ánimo después de ver varios saltos secos). Pero como la primera vez que fui, si seguí hacia adelante, os pongo las fotos de lo que queda de camino. 

Uno de los saltos más espectaculares
Las paredes son inmensas
Salto de los Órganos
      Y en seguida llegamos al mayor salto de todos, el Salto de los Órganos, con una altura de 60 metros os dejará sin habla (si es que lleva agua). Fijaros en las personas que salen en la imagen anterior para poder intuir las dimensiones de la cascada. 

       Ese año tampoco tuve la ocasión de subir a la laguna que hay justo arriba de la cascada (Laguna de Aguas Negras) ya que íbamos de excursión programada y no nos dio tiempo a algunos (los fotógrafos y los que nos bañamos en alguna poza) porque debíamos estar a una determinada hora en el autobús. Dos veces que he ido y dos veces que me he quedado con las ganas de terminar la ruta. 

      Si queréis subir (tenéis tiempo y fuerzas), tendréis que ascender vertiginosamente por un camino que queda a la izquierda de la cascada, atravesar unos túneles y llegaréis a la laguna. Aquí tendréis varias opciones, seguir hasta el nacimiento del Borosa (300 metros más) o hasta la laguna de Valdeazores (1 km más). 

Fauna

    Ahora os pongo las típicas fotos de fauna que hice a lo largo de este largo pero agradable camino. Estamos hablando de la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas, así que aquí tenéis animales por todo los rincones.

     Respecto a los mamíferos, os podréis encontrar numerosas ardillas, ciervos, cabra montés o muflones, además de la cabra doméstica.

Cabra doméstica
Jovencita cabra montés (Capra pyrenaica) que se nos cruzó en el camino 
Otro joven de cabra montés
     Se camuflan bastante bien, son difíciles de ver a no ser que te avisen (como fue el caso) o se crucen en tu camino (como nos pasó) pero es una delicia ver como parece que se van a suicidar por los riscos y no les pasa nada.

      Lo que más abundan son los reptiles, os encontraréis al gran lagarto ocelado y numerosas lagartijas ibéricas, lagartijas de Valverde (cerca del río salen por todos lados).

Lagartija ibérica (Podarcis hispanicus
Lagartija de Valverde (Algyroides marchi) Vulnerable Su distribución se reduce a las provincias de Albacete, Jaén y Granada
Lagarto ocelado (Timon lepidus)
Respecto a las aves, disfrutarás también aunque yo la mayoría de veces desisto porque tardó mucho en pillarlas. Eso sí, una vez más, el rey de los cielos es el buitre leonado.

Buitre leonado (Gyps fulvus
Lo mismo te encentras uno.. que ciento volando!!
          Insectos te encontrarás a punta pala, numerosas mariposas, libélulas, escarabajos, saltamontes... 

Banda acodada (Hipparchia alcyone) Bastante abundante
Libélula azul (Orthetrum chrysostigma)


Texto y fotografías: Fran Mercader Román




Comentarios