Voluntariado Ambiental en Sierra Escalona y Dehesa de Campoamor

    Hola a todos los visitantes! Después de un largo tiempo sin tiempo para escribir en el blog, intentare seguir haciéndolo, ya que las últimas entradas han sido escritas por mi compañero Fran y ha permitido mantener vivo el blog.

     Hoy os hablaré del fin de semana de voluntariado, donde disfruté muchísimo. Nos vamos a adentrar en un rincón de la vega baja, llegando a Torremendo, y en concreto a la casa rural Escuela de búhos donde nos recibieron con los brazos abiertos y una casa magnifica donde pasar el fin de semana.

     El voluntariado fue organizado por ASE (Amigos de Sierra Escalona), esta vez íbamos a realizar una reforestación de especies de plantas en decadencia en el lugar como los lentiscos. La repoblación fue en la finca “Lo Regil” en la Sierra de Pujálvarez, donde distribuimos las plantas según sus necesidades hídricas y demás especificaciones.










     Después de comer, en la sombra claro, que fue un día caluroso, participamos en el Testing de biodiversidad. Esta actividad consiste en recorrer una zona y observar que especies hay, fotografiarlas y apuntarlas para luego subir los datos a Biodiversidadvirtual.com , donde los expertos clasificaran los individuos fotografiados, desde plantas, insectos…todo. Para descansar del paseo asistimos a una bonita charla sobre las Orquídias de Alicante por Hilarión Pedauyé, donde nos mostraba los preciosos colores y su forma de engañar al insecto para que se lleve el polen enganchado en su cuerpo.


     Lo bueno de estos voluntariados, es que no va a ser todo trabajar, y por la noche era la hora de la barbacoa y después música en directo, donde cada uno se llevaba su instrumento para a hacer ruido, entre risas, gritos, aplausos y notas desafinadas. Y aún siendo tarde o temprano, según se mire…había que ir a dormir.

     Amanece después de una agradable noche, aunque con pocas horas de sueño, nos tocaba una interesante charla sobre briófitos y líquenes por Jonás Agulló quien nos mostró una parte práctica de gran interés.

   Y para acabar las jornadas de voluntariado una nueva actividad se incluyo esta vez, Landart, que es la integración del arte en el paisaje natural. La artista Jennifer Rotter fue la encargada de poner el broche final con una pequeña introducción a este movimiento artístico y la creación entre todos los voluntarios de un gran nido con ramas de pinos que el jardinero había talado días atrás en el mantenimiento de la finca. Y así han sido las cosas esta semana, pronto os informaremos de más cosas!.

Agradecer a Alicia Dobeson por ceder las fotografías!

Gran Nido "Landart"
     A continuación os dejo un vídeo que ha hecho mi compañero Antonio Sáez sobre los días del voluntariado: 


Eutimio Martínez

Comentarios