Els Arcs de Castell de Castells (Alicante)

     Más allá de la ciudad os descubre una pequeña ruta que os llevará a una maravilla natural única formada por la lenta disolución de la roca caliza, el doble arco de Castell de Castells, Paraje Natural Municipal desde 2005.  

     Se trata de una ruta fácil, que se puede hacer en cualquier época del año, aunque yo recomiendo primavera por la variedad florística que podemos encontrar. 

     En poco menos de 2 horas (más los parones a fotografiar y demás) habremos realizado esta ruta circular con apenas dificultad (unos 5,3 kms). 

     Para comenzar la ruta debemos dirigirnos hasta el km 7 de la CV-752, que comunica Tárbena con Castell de Castells. La carretera discurre por una zona semi-abandonada en la que abundan los cultivos de secano como el almendro (que encontraréis en flor si hacéis la ruta en Febrero-Marzo). Tenéis que mirar bien y encontraréis un pequeño camino a un lado de la carretera y un panel informativo de la ruta. Ahí dejaremos el coche. 

Almendro en flor
     Aunque la ruta es fácil, nosotros tuvimos algún problema que otro, sobre todo el principio de la ruta, porque hay varias bifurcaciones. Recomiendo que vayáis con alguien que conozca la ruta o con la ruta descargada en el móvil (wikiloc, wikirutas...).

     Como he dicho al principio, la ruta discurre por una zona donde apenas encontramos construcciones del hombre y donde reina el silencio (y el viento en nuestro caso). Podréis encontrar una alta diversidad florística, donde los cultivos abandonados de almendro, olivo u algarrobo conviven junto al estrato arbustivo típico mediterráneo como el palmito, el lentisco, la aliaga o el espino negro. 

Orquídea (Ophrys fusca / Ophrys lupercalis) 
     Apenas hay desnivel y enseguida veremos el atractivo principal de la ruta, el doble arco. En vivo, impresiona más que en fotos, donde no llegas a ver su tamaño real, aunque te puedes hacer una idea. 

Aquí se pueden intuir las dimensiones de este capricho de la naturaleza
Cueva que se ha formado justo detrás de los arcos 
   Se trata de un lugar un poco peligroso, muy escarpado y justo detrás hay una caída de cientos de metros. Hay que moverse con cuidado y más en días de rachas fuertes de viento como el que nos tocó.

    Tras hacerse las fotos para el recuerdo, hay que volver unos cuantos metros por el mismo camino que subimos y tomar el camino de vuelta que baja al valle (no el mismo por el que volvimos) y que nos llevará al punto de partida. 

Serra de la Serrella 

Lagartija colilarga (Psammodromus algirus)
Mariposa arlequín (Zerynthia rumina) sobre flor del nazareno (Muscari neglectum


Redacción: Fran Mercader Román 
Fotografía: Fran Mercader Román y Sandra Fernández

Comentarios