Poblado Ibérico del Tossal de les Bastides (Finestrat)


      Más allá de la ciudad de Benidorm y de Finestrat, se encuentra uno de los poblados íberos más antiguos de la provincia de Alicante.

     Hablamos del Tossal de Les Bastides. Que junto al Tossal de La Cala y el recinto del Castell es donde se encuentran los yacimientos más antiguos de esta cultura.

     El Tossal de Les Bastides (siglo IV Ac.) se trata de un oppidum, es decir, un yacimiento de gran extensión de época ibérica, posiblemente amurallada que actuaba como centro de control del territorio. Representaba el centro de control y organización de primer nivel, en relación a otros documentados en el ámbito de a Contestanía. Los contestanos fueron uno de los pueblos ibéricos de cultura más rica y variada.

     Los íberos fueron una de las culturas más avanzadas del Mediterráneo Antiguo. Conocían la escritura, un territorio organizado con estructura política y acuñaban monedas como forma de pago. Esta cultura perduró desde el siglo IV hasta el siglo I Ac cuando se produjo el proceso de romanización.

    Sin embargo, según hemos podido leer, los primeros indicios de asentamientos humanos que se han localizado dentro del término municipal de Finestrat pueden llegar a tener unos 20.000 años. Eran grupos de cazadores del Paleolítico Superior que habitaron las cuevas y abrigos de la Sierra Cortina.


         En nuestra visita pudimos observar muros de piedra en un estado de conservación mayor que las del resto de poblados similares cercanos de Finestrat y restos de utensilios de cerámica. En algunas fotos se pueden observar esquinas bien conservadas de lo que pudo ser en su día la fachada de una casa del poblado.




     Hay que destacar que el estado de conservación del yacimiento es magnífico debido a su localización y difícil acceso. Y sobretodo al desconocimiento de su existencia. Hay muy pocos datos y fotos del poblado y se ha estudiado poco. La vegetación que ocupa este lugar es matorral denso y dificulta la visión de los restos del poblado. La zona está densamente poblada fundamentalmente por esparto, romero y lastón.


   Esperemos que en el futuro las administraciones pertinentes hagan investigaciones y estudios del yacimiento, ya que se podría tratar de un lugar importante de la época debido a su conexión con el poblado del Tossal de la Cala, situado en la actual urbanización de Montbenidorm, que se dedicaba al comercio marítimo con otras culturas.




Restos del poblado íbero con la ciudad de Benidorm al fondo 

Desde el penyal d'Ifach de Calpe al cabo de Santa Pola. Las vistas desde el poblado eran inmejorables. 

     Información extraída del documento "La Cala de Finestrat en época Ibérica y Romana. A la vista de las últimas excavaciones arqueológicas realizadas" del Arqueólogo Municipal de Finestrat, Jose Ramón García Gandía. Que podéis leer aquí.

Comentarios

  1. Respuestas
    1. Gracias! La verdad es que fuimos con total desconocimiento pero encontramos el informe del técnico municipal donde lo explica todo bastante bien. Una pena que estos sitios suelan estar en terreno privado y esté así, abandonado a su suerte.

      Eliminar
  2. Hola, muy buena la entrada! Desde donde empezásteis la ruta? Me encantaría verlo en persona, pero no sé muy bien cómo llegar. Gracias de antemano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola S.FerM! Perdón por el retraso en contestar. No es una ruta en sí. Nosotros fuimos hasta la urbanización Sierra Cortina y dejamos el coche en la calle pegada a la montaña (Calle Viena). Y de ahí empezamos a subir campo a través porque mi compañero sabía ya más o menos donde estaba.

      Un saludo!

      Eliminar

Publicar un comentario